Inicio Curiosidades Paradoja de la barbie

Paradoja de la barbie

0
COMPARTIR

La paradoja de la barbie es simplemente cobrar más dinero por una muñeca barbie medico que por una barbie peluquera. El coste de fabricación es el mismo, pero el precio de estas no lo es. Pero ¿Cómo consiguen vender ambos modelos?

La paradoja de la barbie

La explicación es muy sencilla, los padres que tengan profesiones importantes, querrán que sus hijas también tengan trabajos buenos, al tener trabajos buenos tienen más dinero, y por tanto pueden permitirse pagar más dinero por una barbie que sea médico, o abogada…

En cambio otra familia más humilde querrá que su hija tenga un trabajo, y le dará igual cuál, así que le compran a la hija cualquier muñeca barbie.

¿No te parece una estrategia de negocio brillante?!

El poder de la discriminación de precios

Hay una técnica para poder cobrar a cierta gente más por lo mismo. Ya se que estarás pensando… No, no vamos a estafar a nadie… Simplemente se trata de cobrar más a la gente que tiene más dinero. Pero ¿Cómo diablos podremos saber quién es esta gente?

No hara falta que nos pongamos en el aparcamiento a ver los coches de nuestros clientes y quien venga en un buen coche cobrarles más… Aunque si quieres hacerlo adelante. Se trata de algo mucho más sutil. Se trata de ofrecer un producto básico por un precio, y ponerle algún extra y subirle el precio. ¿Sencillo verdad?

Seguro que te parece lo más normal del mundo, pero si lo piensas bien, es una táctica fantástica para cobrar más por lo mismo.

Algunos ejemplos de discriminación de precio

Hay algunos sectores en los que esto se ve prácticamente a diario. Sin ir más lejos, siempre que vayas a ver el futbol fíjate en los precios, depende de donde quieras estar, tendrás un precio u otro.

Así se consigue segmentar a la gente por poder adquisitivo, los que más dinero tienen para gastar son los que más extras tendrán. ¿Sencillo verdad? ¿Por que no empiezas aplicarlo desde AHORA mismo en tu negocio? No lo dejes para luego, que todos sabemos que luego nunca llega… 😉

DEJA UNA RESPUESTA