Inicio Para el emprendedor Antes de abrir un negocio ten en cuenta…

Antes de abrir un negocio ten en cuenta…

0
COMPARTIR

Los emprendedores siempre tenemos ganas de empezar proyectos, nos ilusionamos con una idea y enseguida nos ponemos en marcha a desarrollarla, y además tenemos la peculiaridad de lanzar muchos proyectos durante nuestra vida como emprendedores generalmente. ¿Me equivoco?

El problema de la creación de muchos negocios

El problema cuando un emprendedor crea un nuevo proyecto es que muchas veces los otros continúan, y generalmente se amplia la plantilla o se subcontrata el trabajo para poder tener más tiempo para desarrollar este nuevo negocio. El problema viene cuando abrimos nuevos proyectos sin cerrar los anteriores que ya no son rentables, pero por ciertos factores no los cerramos.

Muchos emprendedores pecamos de no querer cerrar nuestros negocios considerados fracasados (No hablaré del tema del fracaso en los negocios), al no querer cerrar nuestros negocios fracasados los dejamos como muertos vivientes, invirtiendo muy poco, generalmente para aguantarlo, o ni eso. El problema de esto es que acabamos teniendo muchas preocupaciones derivadas de esos negocios que deberíamos haber cerrado definitivamente pero no hemos hecho.

Por ejemplo…

Si un emprendedor tiene una panadería y al ver que el negocio va mal se monta una tienda de venta de caramelos en el local de al lado y la panadería continúa abierta porque el emprendedor está muy ocupado montando su nueva tienda de caramelos, esa panadería está consumiendo recursos monetarios (dinero) y recursos mentales y físicos (esfuerzo).

¿Que se debería hacer?

Lo primero que se debería de hacer cuando tu negocio no va del todo bien y quieres abrir otra cosa es primero cerrarlo, cerrar la etapa y dejar todo el tema aclarado, y una vez que está cerrado continúas abriendo otro negocio.

En la mayoría de las veces, cuando un emprendedor crea un nuevo negocio, se siente ilusionado con la creación de este, ya que siente que ha tenido una idea muy buena y quiere explotarla, esto está muy bien, y esa energía que tiene el emprendedor para abrir un nuevo negocio, puede usarla para contrarrestar el “mal” que le crea cerrar su anterior negocio.

Estrategia de cosecha

Siempre hay excepciones, y en este caso no iba a ser menos, hay algunas veces que sí que puedes permitirte el lujo de abrir un nuevo negocio si el que tienes va mal.

En el mundo del management, existe una estrategia que se llama “cosecha” que consiste en dejar a un negocio sin financiación, cortarle la inyección de recursos, y dedicarse simplemente a recoger sus frutos. Esto es interesante realizarlo si el negocio está funcionando mal, pero da algo de beneficio, aunque sea muy poco, vale la pena aguantarlo para que financie en parte la apertura del siguiente negocio, o incluso para ayudar a la promoción o a tu estrategia de negocio.

¿Que te ha parecido esta idea? ¿La aplicarás en tus negocios? Cuéntamelo en los comentarios o en las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA